Son aquellos procesos psíquicos que tienen influencia y efectos en lo somático. Esto quiere decir que ciertos síntomas somáticos (corporal) pueden tener su origen en procesos emocionales.

La subida de la presión ante una situación de nerviosismo; mareos y tasa cardíaca alta en la ansiedad y el colon irritable por el estrés son algunos ejemplos de consecuencias somáticas a partir de algo emocional.

Una diagnóstico psicológico nos permite seguir un tratamiento adecuado.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted