Los pacientes que padecen esta enfermedad sienten «opresión», «encogimiento» o «abatimiento». Se la describe como un trastorno del estado de ánimo y su síntoma habitual es un estado de abatimiento e infelicidad que puede ser transitorio o permanente.

E paciente siente tristeza intensa, decaimiento, irritabilidad o un trastorno del humor que puede disminuir el rendimiento en el trabajo o limitar la actividad vital habitual, independientemente de que su causa sea conocida o desconocida. 

También la persona aquejada de depresión puede no vivenciar tristeza, sino pérdida de interés e incapacidad para disfrutar las actividades lúdicas habituales, así como una vivencia poco motivadora y más lenta del transcurso del tiempo. Su origen es multifactorial y puede tener importantes consecuencias sociales y personales, desde la incapacidad laboral hasta el suicidio.

Los tratamientos psicoterapeúticos utilizados adecuadamente y de manera interdisciplinar con seguimiento médico arroja resultados favorables para el bienestar de esta enfermedad.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted