Beneficios de la terapia cognitiva en pacientes con esquizofrenia 

La esquizofrenia es una enfermedad crónica que causa gran incapacidad social y laboral, con 

un deterioro significativo de las relaciones interpersonales y del funcionamiento global del individuo que la padece. Si bien es cierto que la aparición de los antipsicóticos contribuyó en gran medida al tratamiento y control de los síntomas que caracterizan la enfermedad y, en algunos casos, facilitó la adaptación del enfermo a su medio, la mayoría de los pacientes esquizofrénicos continúan teniendo síntomas residuales y molestos a pesar de un tratamiento farmacológico adecuado.

Un 40% de los pacientes tratados con antipsicóticos puede persistir con síntomas  de moderados a graves, además, hasta la fecha, el tratamiento antipsicótico no ha demostrado mejorar la adaptación social y laboral de la persona con esquizofrenia.

Por estas razones, es de suma importancia tratar conjuntamente al paciente con terapéuticas que sirvan de complemento a la medicación antipsicótica y promuevan un mejor 

control sintomático, la adherencia al tratamiento y la integración del paciente a su medio.

La terapia cognitiva-conductual ha sido empleada con estos fines. 

Publicado: 4 de Abril de 2016