Publicado: 5 de Diciembre de 2013

Escucha, Richard!¡Ése es el viento! ¡Escuchalo entre los cables, siéntelo en tu rostro cómo golpea esas gafas! ¡Despierta! ¡estas aquí y ahora, y es el momento para vivir! ¡no te dejes llevar! ¡Observa! Gusta! ¡Despierta!
     Y de pronto se puede escuchar nuevamente ... Las explosiones y el estruendo de Whirlwind, que antes había permanecido como un Niágara silencioso, dejaron de oír su rugido atronador y acompasado, como un metrónomo de alta velocidad que disparaba dinamita con cada latido de su hoja.
     Ese sonido magnifico y perfecto...¿cuanto tiempo había pasado sin escucharlo?Semanas. Ese sol, brillante como el acero incandescente en un cielo azul-fuego... ¿Cuánto tiempo habrá transcurrido desde que inclinara la cabeza hacia atrás y le mire directamente, bebiendo su calor. Me despoje de un guante y cojí un puñado de viento, de aire que jamas había sido respirado por nadie en miles de millones de años. me lo acerque a la nariz y lo aspiré profundamente, hasta el fondo de mi ser.