Cualquier psicólogo para la depresión en Tenerife te dirá lo mismo: la depresión avisa con una cierta antelación.

Es habitual perder el equilibrio en algunos momentos, pero también recuperarlo en relativamente poco tiempo después. No obstante, a veces puede ocurrirte que no seas capaz de reponerte, y es entonces cuando aparece el sufrimiento.

Todo psicólogo de la depresión en Tenerife sabe que el padecimiento emocional es el progenitor de la depresión. Y, por este motivo, queremos indicarte cuáles son las cuatro señales más claras del sufrimiento emocional. Ssi las observas, recuerda que debes reaccionar a tiempo y ponerte cuanto antes en contacto con un gabinete psicológico).

1. Los ataques constantes de ira. La obsesión con respecto a ciertas situaciones es la consecuencia habitual de padecer un sufrimiento intenso, el cual se desencadena, como un círculo vicioso, cuando dichas situaciones aparecen o suceden. Así pues, será normal que reacciones explosivamente cuando te toque enfrentarte a ellas; no en vano, la ira es una de las caras visibles del sufrimiento.

2. Una angustia que asfixia. Otras caras típicas del sufrimiento emocional son:

- La vergüenza.

- La falta de autoestima.

- Un fuerte sentimiento de culpa.

Todas estas emociones generan una gran angustia ante la cual podemos sentirnos absolutamente impotentes. Y este es el paso anterior a muchas depresiones.

3. Cambios de comportamiento. La lucha y la huida son respuestas comunes que se observan en el sufrimiento y que provocan a veces situaciones contradictoras, dependiendo de la persona. Por ejemplo, puedes evitar a la gente o comprobar que no quieres quedarte solo, porque eso significaría regresar a lo que tanto te atormenta.

4. Sensación de agotamiento. ¿Notas que te falta energía? Esto es porque la sobrecarga emocional que padeces puede llegar a desgastarte mucho (en los casos más graves, puede derivar en fatiga crónica).

En la clínica Alejandra de la Torre Zárate podemos ayudarte a revertir el sufrimiento emocional.